Ambrosía de melocotón y chocolate negro

Un snack perfecto para media mañana o para merendar en cualquier parte. Solo necesitas 3 ingredientes



Ingredientes:

1 caja de Finn Crisp Original (la que trae harina de centeno integral, sal y agua).

6 cuadros de chocolate negro 85% cacao o 90% (yo los mezclo)

1 cp de aceite virgen de coco para derretir el chocolate

Mermelada casera de melocotón (1 cs de semillas de chía, 1/2 taza de agua y 1 melocotón entero pelado y cortado).

NOTA: puedes usar una mermelada de las que se compran, pero no será igual de saludable. No obstante, puestos a comprarla, recomiendo la de la marca St. Dalfour. No es que sea la panacea, pero está muy buena de sabor y es la que con mejores ingredientes he encontrado hasta ahora. Se puede comprar para ocasiones puntuales o para un antojo.




Preparación:

  1. En primer lugar, voy a explicar cómo hacer la mermelada casera. Para ello, pelamos y cortamos el melocotón y con 1/2 taza de agua lo ponemos a hervir en un calentador. Pasados 10 minutos añadimos una cucharada de semillas de chía. Bajamos a fuego medio y removemos unos minutos. Trituramos y lista.

  2. Por otro lado, derretimos el chocolate al baño maría o al microondas con un poco de aceite virgen de coco o, en su defecto, AOVE. Si lo haces al microondas recuerda que ha de ser en intervalos de 10 segundos, con cuidado que no se queme.

  3. Cogemos una tostada finn crisp y la untamos con la mermelada. Añadimos otra tostada encima y volvemos a untar y a poner una tercera tostada.

  4. Una vez tengamos el paso anterior, rebañamos en chocolate. esto podemos hacerlo de varias maneras: vertiendo en un plato el chocolate y bañando por cada lado la ambrosía o bien agarrándola con la mano y esparciendo el chocolate con una cucharita. Es bastante pringoso pero merece la pena el resultado.




21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Mug cake