Deliciosa natilla

Un postre delicioso o una merienda fabulosa. Las natillas son un manjar que a la inmensa mayoría de personas gusta, por lo que si las hacemos para recibir invitados vamos a acertar seguro. Además, son bastante rápidas de hacer. Para lo único que es necesario tiempo de espera es para comerlas. No obstante, aunque se tarden pocos minutos, requiere algo de paciencia.


Ingredientes:

1 Litro de leche

4 cs de pasta de dátiles

La cáscara de 1 limón

1 rama de canela

1 cp de aroma de vainilla

3 cs de harina de avena integral o copos de avena triturados.


NOTA: la leche puede ser cualquiera. Sirven las leches vegetales también. Alguna vez las he hecho con leche de avena y quedan genial. Esta vez he empleado leche sin lactosa semidesnatada. En cualquier caso aconsejo coger un bote de leche sin estrenar y usarlo entero, así no nos equivocamos con la cantidad.



Preparación:

  1. Cogemos el bote de la leche que hayamos elegido y separamos un vaso grande.

  2. Con un pelador extraemos la cáscara del limón con cuidado para que no se nos hagan muchos pedazos.

  3. Abrimos por el centro la rama de canela haciéndole un corte en el medio, en dirección vertical.

  4. En un cazo vertemos el resto del bote de leche con la cáscara de limón, la canela y el aroma de vainilla y lo ponemos a hervir. Antes de que empiece a hervir, añadimos la pasta de dátiles y vamos removiendo poco a poco para que no se pegue al fondo.

  5. Al vaso de leche que hemos separado le agregamos una cucharada de harina de avena hasta que quede bien disuelta y, posteriormente, repetimos el mismo proceso con las otras cucharadas.

  6. Cuando haya empezado a hervir bajamos el fuego y añadimos despacio el vaso de leche con la harina sin dejar de remover. Cuando esté bien mezclado todo, seguimos removiendo hasta que veamos que empieza a espesar. Vamos regulando el fuego de manera que siga bien caliente pero no salten burbujas.

  7. Finalmente, retiramos del fuego y vertemos en una hondilla grande o bien en cuencos pequeños listos para comer.

  8. Por último, hay que dejar enfriar en la nevera al menos una hora para que se enfríen.


NOTA: si se quieren más espesas se puede añadir más harina de avena o copos de avena triturados.




¿Les ha gustado?

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Mug cake