top of page

Rellenitos de sabor

Actualizado: 15 abr 2021

Raviolis de Shitake y Boletus al pesto.


¡Hola a todos! No sé si a alguien más le pasa, pero soy incapaz de comerme un plato de espaguetis o macarrones así sin más. Sin embargo, la pasta rellena me pírria. Normalmente solo la consumo cuando voy a algún restaurante italiano, pero esta vez tenía algo de tiempo y he decidido probar a hacerla. La verdad que estoy bastante satisfecha con el resultado, así que he decidido compartirla.



Ingredientes:

1. Para la pasta:

  • 2 huevos camperos.

  • 250 gramos de harina integral de espelta.

  • Sal

2. Para el relleno:

  • Setas shitake

  • Boletus

  • Queso feta

  • Cebollino

  • 1 diente de ajo

  • Cebolla

  • Tomates cherry pera

  • AOVE

  • Pimienta

  • Sal

  • Vino Blanco

3. Para la salsa pesto:

  • Nueces

  • Albahaca fresca

  • AOVE

  • 1 diente de ajo grande

  • Queso parmesano

  • Tomate seco

  • Sal

Preparación:


  • En primer lugar, sobre una superficie limpia y seca hacemos un montoncito con la harina abriendo un hueco en el medio a modo de volcán, y vertimos los dos huevos. Con las manos vamos mezclando los huevos con la harina hasta formar una masa. Cuando ya esté bien compacta la envolvemos en un papel film transparente y la dejamos reposar en la nevera aproximadamente una hora. Si vemos que se queda muy seca, de forma que no se puede manejar la masa, podemos añadir un pelín de agua.

  • Durante ese tiempo podemos aprovechar para ir haciendo nuestro relleno. En una sartén con un poco de AOVE, previamente cortada en trozos muy pequeños, salteamos la cebolla. Cuando esté dorada, añadimos las setas y el cebollino, también bien troceados. Añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos que se evapore. Finalmente, añadimos el queso feta y dejamos que se derrita mientras vamos removiendo con la cuchara de madera.

  • Una vez transcurrido el tiempo de reposo de la masa, espolvoreamos un poco de harina sobre una superficie limpia, lisa y seca, para que sea más fácil trabajar la pasta. Con ayuda de un rodillo la extendemos bien y la cortamos en cuadrados.

  • Dentro de cada cuadrado, ayudándonos de una cucharilla vamos depositando un poco de relleno. Ponemos otra capa de pasta encima y cerramos el cuadrado. Puede hacerse envolviendo los bordes, pero yo lo he hecho con ayuda de un tenedor, como si fueran empanadillas.

  • Una vez hechos todos los ravioli los ponemos en una olla a hervir.

  • Por otro lado hacemos la salsa pesto. Para ello, en primer lugar, trituramos las nueces. Añadimos la albahaca fresca y volvemos a triturar. Agregamos AOVE, sal, pimienta, el diente de ajo sin la parte central y el queso parmesano rallado. Mezclamos todo bien.

  • Finalmente, vaciamos el agua de los ravioli y, o bien mezclamos la salsa con los ravioli dentro del caldero, o bien los ponemos en el plato y le vertemos la salsa después.

Las cantidades variarán en función de la cantidad de pasta que queráis hacer. En este caso me ha dado para tres platos de comida. También quería apuntar que se puede emplear cualquier otra harina integral. A mi la que más me gusta es la espelta porque es la que más sencilla me parece de trabajar. Para postres la suelo mezclar con avena y para salado muchas veces la mezclo con centeno. Las elijo y mezclo en función de las texturas y sabores que quiera lograr. Hay que tener en cuenta que a la hora de estirar la masa hay que dejarla muy fina, que sea suficientemente transparente, pero lo bastante gruesa como para que no se rompa. Por último, quería apuntar que la albahaca tiene que ser fresca. La albahaca seca está bien para otro tipo de recetas, pero no cuando queremos que tenga protagonismo como en este caso.

¡Buen Provecho!



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page